Lunes  20 de Septiembre de 2021 | Última actualización 08:11 PM
Los presidentes latinoamericanos y las democracias
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:02 PM

Los presidentes que acceden al poder en esta época en Latinoamérica, no pueden ser enteramente democráticos, como Luis Abinader en la República Dominicana, ni ser tan buenas personas que permitan que los que estaban en el poder, continúen incidentadas todas las acciones, que con deseos de favorecer al colectivo, y no a grupos de poder, llevan a cabo.

Eso lo vemos marcadamente en nuestro país, que las bocinas pagadas del PLD continúan con sus contratos, y por tanto continúan depredando el erario, pero también al darse cuenta de que no tendrían ninguna sanción por flojedad del gobierno en el poder, persisten en sus propagandas malintencionadas contra los que antes también criticaban.

Creemos que esto es una excesiva “bondad”, y a estos Euri Cabral, Julio Martínez Pozo, Dany Alcántara, entre otros, hay que rescindir esos contratos, y dárselo a personas que lucharon en contra del “tigueraje” y “ladronicidio” del PLD.

Parece ser que no solamente en Santo Domingo, sino en muchos países de Latinoamérica, están haciendo lo mismo; nos golpean los gobiernos corruptos, y cuando logramos a duras penas sacarlos del poder, entonces comenzamos a respetarlo como si le tuviésemos miedo.

En la República Dominicana tenemos un buen presidente. Creemos que está bien intencionado; que no tiene ambiciones personales excepto con tratar de hacer avanzar el país, y disminuir los índices de pobreza que son alarmantes.

No obstante, él tiene un enorme problema y es que subió atado a grupos de poder que han sido tradicionalmente nefastos para este país, como son los Vicini, Brache, Pellerano, Bonetti, entre otros.

Llevan pegados de los pechos del país la vida entera, y no se advierte una reacción del presidente Abinader que les limite esos poderes, que les permite depredar el país.

Por ejemplo los Vicini están en eso desde la intervención de los Yankis en 1916, que midieron tierras en todo el territorio nacional, y la pusieron a su nombre, hasta llegar a ahora en donde el ministro administrativo de la presidencia, de apellido Macarrulla, que es un testaferro de ellos, aparece como que están construyendo el puerto de manzanillo, las edificaciones de Bahía de las Aguilas, y lo más oneroso de todo: el Puerto de San Souci.

Este último se lo regaló prácticamente Leonel Fernández, y debían construir edificios y una Marina en un plazo de tres años. Esto fue en 2005, y se han mantenido cobrando las actividades actuales, que les reporta unos 5 millones de dólares mensuales. Es posible rescindir ese contrato, alegando incumplimiento.

Pero es difícil que lo haga este gobierno, por “falta de pantalones”; tendrá que hacerlo el pueblo en búsqueda de la democracia de calle, con la marcha verde (que tenemos que reactivarla), para ver si este gobierno se siente apoyado.

Cada día admiro más al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, que le busca la vuelta al asunto, no violenta la ley, y acaba haciendo lo que es beneficioso para el colectivo.

Asimismo rechazamos a Macri, el expresidente de Argentina, y a Bolsonaro, (el Trump de Brasil), ya que creemos que el entreguista es extremadamente malo, porque entrega lo que es de todos, lo que es todo el pueblo.