Jueves  03 de Diciembre de 2020 | Última actualización 08:53 AM
Partidos políticos de la República Dominicana rompieron la tregua
Por: EDILBERTO F. MENDEZ AMADOR | 2:51 PM

SANTO DOMINGO, 20 de octubre, 2020 (PL).- Los partidos Revolucionario Moderno (PRM) y de la Liberación Dominicana (PLD) rompieron la tregua mantenida luego de las elecciones del pasado 5 de julio, y en estos momentos crecen las disputas entre ambos.

Aunque el PRM y el PLD tuvieron sus encontronazos después que el primero asumió el poder, se mantuvieron alejados de batallas directas, incluso el presidente Luis Abinader tuvo gestos de acercamiento que fueron bien vistos por la sociedad.

Sin embargo, declaraciones recientes del presidente, en las cuales arremetió contra la tolda morada al señalar que durante 16 años en el Gobierno se convirtieron en una corporación partidaria dedicada a convertir el patrimonio público en privado, "entre patria y patrimonio, eligieron patrimonio", rompió las hostilidades.

Como era de esperar, los peledeístas sacaron su artillería para responder a las críticas del jefe de Estado, incluso se pensó lo harían durante la inauguración de su IX Congreso, pero lo prefirieron con un equipo técnico.

El equipo se presentó en una rueda de prensa en esta capital con un gran cúmulo de información, sobre todo económica, para destacar los resultados de la gestión de gobierno del PLD durante los últimos años.

Los exfuncionarios del pasado gobierno respondieron a las graves acusaciones del mandatario y dijeron que esa organización garantizó bienestar y estabilidad al país, "contrario a lo ocurrido en los años 2003 y 1985", etapa en la cual gobernó el Partido Revolucionario Dominicano, del cual salió el PRM.

Juan Ariel Jiménez, quien fungió como vocero del equipo técnico y exministro de Economía, dijo que la trayectoria de endeudamiento llevada a cabo por el Gobierno de Abinader, en unos dos o tres años superará los ochos años de Danilo Medina.

Asimismo, explicó que de 2012 a 2019, cuando Medina fue mandatario del país, este tuvo un crecimiento promedio del seis por ciento, el más alto de América Latina y el mayor de República Dominicana en los últimos 40 años.

Además, la pobreza bajó en 19 por ciento y la pobreza extrema, que antes afectaba a casi 10 de cada 100 personas, descendió a tres de cada 100.

Por otra parte, se refirió a una de las frases del presidente, quien aseguró que el Gobierno anterior no les dejó dinero ni siquiera para pagar la nómina de empleados, y precisó les confiaron una línea de crédito de 19 mil millones de pesos (328 millones de dólares) aprobados en el Banco de Reservas.

Ese dinero estaba listo para usarse hasta tanto se produjeran desembolsos de organismos internacionales, agregó.

En cuanto a las reservas internacionales, Jiménez manifestó que el equipo del mandatario olvidó incluir en el discurso que en febrero las reservas netas superaban los nueve mil 863 millones de dólares, acumulación registrada en los años del PLD, lo cual permitió manejar la crisis sin descontrol del tipo de cambio y sin afectar la liquidez.

Finalmente, sostuvo que 'el pasado equipo económico dejó unos mil 100 millones de dólares disponibles a ser usados por la nueva administración, de ellos 750 millones aprobados por el Banco Interamericano de Desarrollo, 500 ya aprobados por el Congreso Nacional'.

Todo lo anterior, más otro grupo de argumentos, formó parte de los descargos aportados por el anterior Ejecutivo para demostrar que lo dicho por Abinader no tiene sustento.

OTROS CAMPOS DE BATALLA

Pero este no es el único campo de batalla en el cual están enfrentados el PLD y el PRM, pues desde que este último tomó las riendas de la nación, llueven las denuncias, y muchas dependencias declararon que el gobierno anterior les entregó un desastre, y algunas dicen recibieron en quiebra.

Incluidos temas tan sensibles como el de la Cámara de Cuentas, también acusada por el presidente.

En este último caso, el mandatario dijo que esa institución no hizo auditorías en los últimos años por ser un organismo al servicio del PLD, lo cual llevó a su director, Hugo Álvarez, a solicitar su renuncia.

Existen muchos más casos, la Termoeléctrica de Punta Catalina, las contrataciones de asfalto por parte del Ministerio de Obras Públicas, irregularidades en la Procuraduría General y varios pronunciamientos de casos de corrupción.

No obstante, lo que espera el pueblo dominicano es una investigación profunda y se pueda llegar a la verdad en cada caso, solo así se cumplirá la promesa de eliminar la impunidad.

Acusar por acusar no debe ser lo predominante, sino con elementos, armar los expedientes para que cada cual pague por sus desvaríos y dejen de cruzar sables cual defensa mosquetera.

Hasta el momento, avanzó el famoso caso del asfalto, pero dejó dudas cuando el Ministerio de Obras Públicas anunció la cancelación de todos los contratos firmados por la gestión pasada pues presuntamente violaban las disposiciones establecidas en la ley de contrataciones públicas.

Pero nada de los responsables, ni si el proceso seguirá…, esa no debe ser la tónica, expresaron especialistas.

Seguramente continuarán las batallas, surgirán casos nuevos, habrá réplicas y contrarréplicas, pero lo importante es llegar a la verdad y que los responsables se conozcan y sancionen.

De no ser así, será más de lo mismo.