Miercoles  28 de Octubre de 2020 | Última actualización 09:50 AM
Alertan que OEA manipula principio de Responsabilidad de Proteger
Por: Prensa Latina | 6:07 PM

CASTRIES, 16 de octubre, 2020 (PL).- El destacado diplomático caribeño Ronald Sanders llamó hoy a la Organización de Estados Americanos (OEA) a frenar sus respuestas políticamente selectivas y convenientes, tras la designación de un asesor sobre el principio Responsabilidad de Proteger (R2P).

En un artículo publicado en la plataforma Caribbean News Global, Sanders afirmó que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, invocó el genocidio de Ruanda como pretexto para justificar la aplicación de la R2P en Venezuela.

"Pero claramente cualquier analogía de este tipo es profundamente errónea, ya que no existe una amenaza pendiente de genocidio masivo", aseguró el también embajador de Antigua y Barbuda en Estados Unidos y la propia OEA.

Recordó que el principio de la R2P es, legítimamente, un tema en la agenda de la Asamblea General de las Naciones Unidas y bajo la autoridad del Consejo de Seguridad.

Asimismo, rechazó los argumentos de Almagro al respecto como una pretensión de destituir a los máximos órganos de la ONU y los calificó de "una arrogancia de la OEA para actuar en su lugar en las Américas".

Sanders explicó que la R2P está diseñada para proteger a las personas en todo el mundo de cuatro crímenes: genocidio, crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad, y limpieza étnica.

Al respecto, preguntó que si tales países existen en las Américas por qué no han sido llevados ante el Consejo de Seguridad.

Más adelante, alertó que el tema de la R2P se infiltró en la OEA "no a la luz de una discusión y decisión transparentes, sino en un comunicado de prensa del secretario general".

El embajador sostuvo que esa organización debe prestar atención a todos los países de las Américas y no solo a aquellos que son de interés político o ideológico de los Estados poderosos.

Si la OEA continúa por el camino selectivo que ha seguido dejará de ser considerada universalmente una organización creíble y respetada, concluyó el también investigador principal en el Instituto de Estudios de la Commonwealth en la Universidad de Londres y en el Massey College en la Universidad de Toronto.