Lunes  26 de Octubre de 2020 | Última actualización 08:02 PM
Entre Covid, recuerdos y esperanzas
Por: LUIS RAMON DE LOS SANTOS (Monchín) | 8:38 AM

En estos dias de encierro involuntario, aburridos y malditos, gracias a la aparicion de un virus coronado he decidido vaciar la memoria con la esperanza de limpiar lo mejor posible esa habitacion tan llena de recuerdos y de cosas.

Con ello se irán parcialmente muchas cosas que por años se han negado a desaparecer del entorno intimo, cosas que de no haber sucedido quizas le hubieran hecho falta a mi historia.

Quizás el término correcto no es precisamente sacar, pienso que rescatar sería una mejor manera de ir acomodando los estantes de mi memoria, dándole a cada recuerdo el justo lugar que le corresponde.
No podría jamás contar mi historia si no la enfoco de manera primordial en la profesión que he desempeñado durante los últimos 55 años de mi vida: la locucion.

Desde mis comienzos en Radio Centro de San Juan De la Maguana, seguidos por Radio Mundial de Caracas, Venezuela, Radio Comercial, Radio Cristal, Radio Antillas, Radio Popular, Radio Television Dominicana de Santo Domingo y la 91.3 de la ciudad de Framingham donde resido y en mi segunda etapa, Radio Galaxia, de nuevo Radio Popular, Radio Activa de la ciudad de Santiago de las cuales fui Director General y La Radio Emisora Cultural La Voz de las Fuerzas Armadas de la República Dominicana, primera emisora militar de América.

En ese trayecto profesional he tenido la dicha de vivir momentos exepcionales sin embargo me niego a seguir cargando ese fardo pesado de recuerdos, es preciso aligerar la carga y dejar caer algunas de las cosas que aun siendo importantes improntas en mi vida ya me están arqueando la espalda. Estimo que la mejor manera de hacerlo es escribiendolos para que otros se diviertan leyéndolos y conociéndome un poco más.
Los locutores somos una caja donde caben todas las sorpresas, gustos y disgustos que usted se pueda imaginar, siendo un aficionado rabioso de los boleros, mi emoción no tuvo límites cuando una de esas noches me llevaron a Vicentico Valdez al programa "Cien Canciones y un Millón de Recuerdos", previo a una de sus presentaciones en un reconocido club nocturno de la capital dominicana.

Siendo Vicentico cubano y cantante, creí poder hacer una entrevista para la historia pero que va, confieso que esta ha sido la entrevista más frustrante de mi carrera; Vicentico cantaba, pero no hablaba; todo lo que le preguntaba lo respondia con un sí o un no, no más de ahí; fue una hora de sufrimientos tratando de que el hombre me contara algo de su extensa y brillante carrera artística que abarcaba hasta ese momento más de 50 años.

Lo único que literalmente pude sacarle fueron dos entradas para su show y una caja de cigarros puros habanos, los cuales me enviciaron de tal modo que aún hoy no he podido prescindir del sublime placer de fumarme por lo menos uno al caer cada tarde.

Otra cosa absolutamente distinta fue lo que me pasó con La Lupe, mujer encantadora, artista sin igual, desenfrenada y medio loca... que puso en jaque mi matrimonio y hasta mi estabilidad emocional, pero esa historia la voy a dejar para el segundo capítulo de estas vivencias que estoy decidido a dejar volar...

Gracias por tu comentario, me gustaria saber quien lo escribe. Sobre el periodico "Santome" quiero hacerte algunas aclaraciones: "Santome" fue dirigido y distribuido durante sus primeros años por la señorita Lesbia Rosalina Canó Salvador, pasando luego a la direccion del periodista Luis De León hasta muy entrados los 70's, era editado en la imprenta El Cable de tío Món De los Santos.

, Boston, EEUU

Qué bueno que te has decidido a "rescatar" tus recuerdos, Monchín. La pandemia da tiempo para pensar. Te solicito respetuosamente que publiques también detalles de sus vivencias en el periódico Santomé, de tu familiar Mon de los Santos, editado en San Juan de la Maguana entre 1939 y 1964.

, Santo Domingo