Lunes  18 de Enero de 2021 | Última actualización 07:52 PM
Por: Prensa Latina | 6:44 PM

WASHINGTON, 15 de enero, 2021 (PL).- Más de dos mil miembros del Partido Republicano en la ciudad de Tampa, Florida, abandonaron hasta hoy esa agrupación política, tras el ataque al Capitolio federal el 6 de enero auspiciado por el presidente Donald Trump.

Más de la mitad de ellos cambiaron de agrupación política o simplemente ahora no pertenecen a ninguna, mientras alrededor de 300 se convirtieron en demócratas, lo que parece ser un número inusual en los tres condados más grandes del área de esta urbe floridana.

Según el diario Tampa Bay Times, reportes de medios de prensa en el sureño estado y en todo el país notaron un fenómeno similar en otros lugares, y los votantes que tomaron esa decisión argumentaron haberlo hecho por la ira que sienten contra Trump y sus partidarios tras el asalto a la sede del Congreso.

Sin embargo, al menos algunos pocos republicanos dejaron de serlo por enojo debido a que los líderes de esa tolda no respaldaron a Trump con la suficiente firmeza, incluido un funcionario partidista en el condado de Hillsborough, en el área de Tampa, según el rotativo.

De acuerdo con cifras de los supervisores electorales de Hillsborough, Pasco y Pinellas, dos mil 25 republicanos en los tres condados cambiaron de partido desde el 6 hasta el 14 de enero.

Más de la mitad de los republicanos que cambiaron, mil 171, no se acogieron a ninguna afiliación partidaria, mientras que 298 se convirtieron en demócratas y el resto pasó a entidades políticas menores, principalmente el Partido Independiente.

Los dos mil 25 republicanos que cambiaron constituyen menos del uno por ciento del total de los 705 mil 818 registrados en los tres condados, pero el cambio en las cifras es mucho mayor que en el mismo período después de las elecciones presidenciales de 2016.

En una publicación extensa en Facebook esta semana, Brooke Emery, directora de Comunicaciones Estratégicas del Partido Republicano del Condado de Hillsborough, anunció que se marchará de esa agrupación.

Emery es una aliada cercana del controvertido presidente del partido y ferviente partidario de Trump, Jim Waurishuk.

En la publicación, ya eliminada de la página de Facebook de la agrupación política, Emery elogió a Waurishuk pero citó "una larga lista de traiciones al presidente Trump" por parte de otros líderes y sugirió la formación de un nuevo Partido Patriota.